Cuando tocar el claxon

Cuando tocar el claxon de nuestro vehículo

La mayoría de veces no lo utilizas por que no te encuentras en ninguna situación de peligro pero hay días que en los que el conductor de delante se ha quedado empanado mirando su móvil y tu estás deseando llegar a casa o vas con prisa para llegar al trabajo y se te mueve la mano de manera involuntaria hacia él. Hablamos del sonado claxon que tantas malas caras causa en la carretera y de su correcto uso.

Aunque sea obligatorio tenerlo en perfecto estado para pasar la ITV, utilizarlo en el momento que no procede puede ser sancionado con una multa de hasta 80 euros y hasta 6.000 euros si violamos alguna norma de contaminación acústica. Lo mismo da que estés estresado de la semana y el de delante parezca que le pesa el maletero y vaya a una velocidad de caracol que hayas visto a tu amigo de toda la vida al otro lado de la calzada y quieras llamarle con el claxon, esas acciones pueden multarse.

tocar el claxón

tocar el claxon

Pero no siempre está prohibido utilizarse, hay casos en los que el Artículo 110 del Reglamento General de Circulación prevee su uso. “Excepcionalmente o cuando así lo prevea alguna norma de la legislación sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial, podrán emplearse señales acústicas de sonido no estridente, y queda prohibido su uso inmotivado o exagerado” recoge el citado artículo.

¿En qué situaciones se permite? El siguiente apartado del citado artículo nos saca de dudas con estos tres supuestos en los que se ve peligrada la seguridad de los pasajeros del vehículo.

  • Para evitar un posible accidente y, de modo especial, en vías estrechas con muchas curvas.
  • Para advertir, fuera de poblado, al conductor de otro vehículo el propósito de adelantarlo.
  • Para advertir su presencia a los demás usuarios de la vía, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 70 en el que se establecen las circunstancias de circulación de un vehículo particular utilizado como servicio de emergencia.

Y ningún caso más. Ni para celebrar la salida de los novios recién casados, ni para llamar al conductor que ha aparcado en doble fila y no te deja salir. Vale, puede que esos casos no quede otra que tocar el claxon para hacerse ver, pero no está permitido según el Reglamento General de Circulación, allá cada uno si se quiere arriesgar a la multa o prefiere ir a tomarse un café mientras espera. Si ha aparcado en doble fila, mucho no puede tardar ¿verdad?

Via: noticias.coches.com

Fuente: BOE

Los comentarios están cerrados.