Recomendaciones para viajar con niños

En estas fechas en las que los viajes se multiplican con las reuniones familiares, es necesario recordar algunas recomendaciones de la DGT. En particular, las que afectan a menores.

Los asientos traseros son más seguros

Aunque los menores pueden viajar en los asientos delanteros con algunas excepciones, es mejor evitarlo. Recordamos que algunas sillas permiten su uso en asientos delanteros, o cuando los niños alcanzan el 135 cm de altura.

Un estudio realizado en EE.UU. con 5.751 menores de 15 años ocupantes de vehículos que habían sufrido un accidente grave de tráfico, así lo confirma. El informe demuestra que el hecho de estar sentado en el asiento de atrás tuvo un efecto protector, respecto a lesión grave o muerte. El “Rear seat safer: seating position, restraint use and injuries in children in traffic crashes in Victoria, Australia” es otro estudio parecido. Y concluye que el riesgo de muerte en menores de 4 años, que viajaban en un coche accidentado era el doble si lo hacían en el asiento de delante. Y 4 veces superior si se trataba de menores de 1 año.

No solo el riesgo general de lesión es mayor en los asientos delanteros, sino también la gravedad de las lesiones como se analiza en un estudio realizado por la institución CIREN (Crash Injury Research Engineering Network).

Otras recomendaciones

Por tanto, nunca llevar al niño en brazos ni utilizar el mismo cinturón de seguridad que el adulto para protegerle.

El uso de los sistemas de retención infantil (SRI) reduce en un 75% las muertes y en un 90% las lesiones. Además es una obligación en niños menores de 135 cm. Y en mayores una recomendación. Deberíamos seguir utilizando el sistema de retención infantil homologado a su peso y talla hasta que el menor alcance los 150 cm. Con más altura deberá usar el cinturón de seguridad del vehículo.

Asegurarse que la silla está bien instalada. No debe moverse. La mejor opción es el anclaje mediante el sistema Isofix.

La cabeza del niño nunca debe asomar por encima del respaldo de la sillita. Si esto ocurre es necesario cambiarla por otra del grupo superior.

En caso de que el menor tenga que viajar en el asiento delantero, si el vehículo dispone de airbag frontal, únicamente podrán utilizar sistemas de retención orientados hacia atrás si el airbag ha sido desactivado.

En los trayectos cortos es donde se acumulan el mayor número de conductas de riesgo.
Por último, recordar que es responsabilidad de los adultos transportar a los menores de manera segura y a priorizar la seguridad de los mismos.

Los comentarios están cerrados.