La climatización en un vehículo no necesita cuidados extremos pero sí que tengamos especial atención en algunos puntos. Lo primero que aumenta el consumo de combustible entre un 15 y un 20 por ciento por lo que por debajo de 60 o 70 km/h es más económico llevar las ventanillas bajadas (ciudad principalmente).

Por encima de esa velocidad, si no cerramos las ventanillas rompemos la aerodinámica de nuestro vehículo y empezará a consumirnos mas. Lo mejor es que las cerremos y que utilicemos nuestro aire acondicionado o climatizador.

Durante los dos o tres primeros kilómetros, es recomendable no conectar el climatizador y circular con las ventanillas bajadas. Nuestro movimiento extraerá por si solo el aire caliente del interior y evitaremos forzar el sistema al estar el motor frío.

Y por supuesto, como comentábamos antes, mantener el sistema presurizado, libre de fugas y con el gas en perfectas condiciones. En caso de detectar que ha dejado de enfriar, acudir a un taller donde nos realizarán un chequeo del sistema y si es necesario, nos recargarán con gas nuevo para que podamos seguir disfrutando de él.

Abrir chat